Factor G

“Al transformarse, descansa.”

Heráclito (535-484 a.C.).

 

Genialidad, paso cíclico y final; velo que descubre al genio ante el mundo.

En cada ciclo acumulamos información en mayor o menor medida, dependiendo de nuestra capacidad. Durante el camino, nuestra mente utiliza esa herramienta para perfeccionar nuevas aptitudes. De esta manera el creativo continúa sus pulsiones mientras el mundo teje, organiza y provoca escenarios dispares. No hay nada mágico en la genialidad, es sólo un complejo encuentro de múltiples maravillosas variables.

factorG

Ahora te digo, querido mirón, que fui genio inconformista, un buscador inteligente y creativo, un loco para los demás, en continua evolución, en continua persecución de mi genialidad. Y así tantas veces.

No fui triunfador, ni cabal. No buscaba el éxito, sólo del sinuoso devenir descansar. Mente sana transformándose a la par de mi genialidad.

Ahora soy imperfecto, inseguro, y excéntrico… he vuelto a empezar.

Será genio estéril el  que se desarrolle en ámbitos ajenos a su disciplina, viéndose desperdiciado, acrecentada su frustración y desviado su potencial; brillando posiblemente en otros menesteres, pues la genialidad, al igual que la energía, ni se crea ni se destruye, sólo se transforma.

 “Es pues el genio un errante, la catarsis el camino y la genialidad su destino.”

 Asenjo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *