No puedes ser varias cosas, sólo hacer varias cosas.

Una mente sana reclama conocimiento de forma natural, y este, transformado en nueva herramienta, la dota de nuevas aptitudes.  Esa mente sana es operativa y utiliza sus herramientas demostrando una vez más la versatilidad del ser humano. Pero pienso que nuestra mente sana discrimina de entre nuestras aptitudes, innatas y adquiridas, aquello con lo que se siente cómoda, eso con lo que es ella misma, esto que somos.

varias-cosas

He visto varios casos a lo largo de mi vida que han desembocado en frustración profesional y personal por no saber identificar aquello que nuestra mente sana reclama. Es un duro trabajo contra nosotros mismos el reconocer lo que somos cuando el entorno socio-cultural y profesional lo alienan y desvirtúan.

Y sí, es cierto; no puedes ser varias cosas, sólo puedes hacer varias cosas y una de ellas alimentará los gozos de tu mente sana.

 Asenjo.

2 comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *