Quiero fracasar

Saludos queridos lectores:

El proceso creativo consiste en vivir buscando una idea, una forma que nos conquiste, conseguir que se venga con nosotros, enamorarse, darlo todo, crear algo mágico y enseñarlo al mundo. De ahí en adelante el creativo empieza a sobrar y lo creado, como entidad independiente tiende a destruir al creador.

Y es que no podemos recrearnos en nuestras obras, porque nuestra naturaleza como creativos es promiscua, y nuestra mente sana, ávida de nuevos retos y dependiente del placer, del viaje hacia la creatividad, del camino hacia lo creado, nos insta a renacer continuamente.

Nuestro continuo onanismo creativo representa la frustración por el fracaso y rememora ese momento mágico en que reconocemos la belleza de un trabajo bien hecho.

Pero el fracaso es necesario, y con los años (muchos años) aprendes a valorarlo como antesala de un comienzo, como ese punto donde liberar cargas y ser nuevamente libre. Se parece mucho a terminar una relación tóxica, y alejarse enseñando la espalda con una amplia sonrisa en el rostro. ¡Joder, no hay nada más excitante!. La mayoría sabéis a que me refiero, a que sabe el renacimiento, cuando todo se revuelve, egoista libertad para empezar otra historia…. fracaso, ¿qué es eso?, quiero fracasar continuamente.

Asenjo.

1 comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *